PROYECTOS

En Kratos-Humanitas llevamos a cabo estos proyectos para beneficio no sólo de personas con diversidad funcional, sino de toda la sociedad en general

Proyecto "OVI València"

Las personas con diversidad funcional queremos gestionar nuestra propia vida y no condicionar la vida de nuestros familiares (madre y padre, hermanas y hermanos, etc.). No queremos excluirnos de la sociedad sino ser capaces de desarrollarnos plenamente como personas.

La OVI València (Oficina de Vida Independiente) pretende apoyar a las personas que quieran optar por la vida independiente, en la multitud de decisiones que supone gestionar su vida (sus finanzas, su vivienda, su tiempo) y dirigir un equipo de asistentes personales.

El apoyo de las personas que “ya estamos” en esa situación es fundamental (apoyo entre iguales). Personas relacionadas o asociadas a tres entidades: CODIFIVA, VICOVAL y la Fundación KRATOS HUMANITAS, promotoras de la iniciativa, nos hemos implicado como núcleo inicial de la OVI.

      • VICOVAL – Vida Independiente de la Comunitat Valenciana.

      • Coordinadora de Personas con Diversidad Funcional Física de la Comunitat Valenciana (CODIFIVA).

      • Fundación Kratos Humanitas de la Comunitat Valenciana.

Firma-OVI-Valencia

Firma del Convenio entre las tres entidades en la ubicación física de la OVI València (sede de CODIFIVA)

Proyecto patrocinado por:

Esta experiencia piloto pretende tener impacto en un ámbito territorial amplio (no restringido a la ciudad de València) mediante la utilización de herramientas telemáticas, aunque físicamente de forma inicial se localiza en instalaciones de la sede de CODIFIVA en Valencia. 

El proyecto está orientado para tener impacto en los siguientes Objetivos de Desarrollo SostenibleONU 2030:

S-WEB-Goal-01
S-WEB-Goal-02
S-WEB-Goal-03
S-WEB-Goal-05
S-WEB-Goal-08
S-WEB-Goal-10
S-WEB-Goal-11
S-WEB-Goal-17

Banco de recursos de apoyo técnico y ortoprotésico

Ante la dificultad de acceso al catálogo público de prestaciones y apoyos técnicos de muchas personas con DFF, la demora en la tramitación y posterior respuesta por parte de la Administración, y el elevado coste de los mismos si se opta por su compra directa en el mercado, se detecta la necesidad de cubrir dicha dificultad a través de la implementación de un Banco de Recursos de apoyo de uso colaborativo.

"Sempre millor en companyia"

Fomentar una red de apoyo que ayude a combatir situaciones de soledad no deseada y aislamiento social, atendiendo tanto al colectivo de la diversidad funcional física como al de tercera edad. 

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) ofrecen numerosas ventajas: mayor acceso a la información, reducción de costes en el sector laboral, mayor conectividad entre las personas, etc

Pero la digitalización no se está dando por igual en todo el mundo y es que, también en esto, existe un desequilibrio y recibe el nombre de brecha digital. En solo unos días, el coronavirus SARS-CoV-2 nos encerró en casa y tuvimos que estudiar, trabajar y mirarnos a los ojos a través de una cámara. El acceso a Internet nos ha permitido a muchos seguir adelante con nuestras vidas a pesar de la pandemia gracias a modalidades como el teletrabajo o la educación online, pero la realidad no es igual en todo el mundo. No obstante, a mucha personas mayores y a personas mayores con diversidad funcional física y con movilidad reducida, les ha acentuado su aislamiento.

La población española es la segunda que más envejece a nivel mundial. Ante esta situación y con la presencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, las redes sociales y el uso de internet en la vida cotidiana, es necesario dar una respuesta a este colectivo. Algunos informes nos revelan que un escaso porcentaje de personas entre los 65 y 74 años de edad se habían conectado en los últimos tres meses a internet, lo que nos muestra que existe una gran brecha digital intergeneracional. Esta panorámica nos alerta de que una forma de integrar a las personas mayores en la sociedad y hacerlas partícipes de ella, es a través de las  tecnologías.

La soledad no deseada y la  falta de conocimiento del uso de las TIC son dos de los problemas que, a nivel social, confluyen en una gran parte de la población de las personas mayores, agravados muchas veces en el caso de las personas mayores con DF. Sobretodo en este último colectivo, además, la heteronomía es otra problemático que dialoga con las dos anteriores.

«Sempre millor en companyia» es un proyecto que surge en respuesta a la identificación de estas necesidades. Las TIC se plantean como una herramienta que pueda permitir una nueva dimensión desde la que socializar, previniendo y paliando la soledad no deseada; así como reduciendo el impacto de las experiencias de violencia que sufren las personas mayores con problemas para usar la tecnología debido a la brecha digital. Además, pueden ser utilizadas como medios para acceder a plataformas de participación social y políticas tanto propias como institucionales. De esta forma se pretende utilizar este proyecto como medio de permitir un acceso público a un medio tan importante a día de hoy como son las TIC y las redes sociales, de forma que paralelamente se trabajen los problemas sociales que afectan al colectivo de las personas mayores y, más en concreto, el de las personas mayores con DF.

Para ello se van a desarrollar una serie de actividades que tienen como finalidad evitar el aislamiento y la soledad no deseada de las personas participantes del proyecto. Impulsando la eliminación de la brecha digital fomentando el sentimiento de pertenencia a través de la participación mediante las TIC.

Para ello se desarrollarás actividades en tres temáticas que son:

        1. ALTAVEU. Conocimiento de las TIC y de las opciones para participar que dan las mismas, junto las diferentes Redes Sociales.

        2. PARTICIPEM. Aprendizaje colaborativo donde iremos investigando y aprendiendo sobre plataformas donde se podrán realizar sugerencias y opinar.

        3. DECIDIM. Se realizarán encuentros donde las personas podrán conocer herramientas de participación y de transparencia creadas por instituciones públicas y privadas.

Proyecto "Coche, llévame"

Grandes compañías tecnológicas y automovilísticas, como Tesla, Google, Apple, Renault, Mercedes, Volvo, etc., están desarrollando proyectos de coches autónomos (sin conductor).

Pretendemos hacer llegar a estas compañías los requisitos y necesidades para el acceso y la seguridad en el transporte de las personas de movilidad reducida, con el fin de que se incluyan en los requisitos iniciales de los proyectos.

Nuestra labor consiste ofrecernos como asesores sobre las peculiaridades necesarias para cumplir los requisitos de acceso y seguridad.

También, queremos que se incluya la posibilidad de conducción mediante joystick (como conducimos nuestras sillas motorizadas eléctricas) para las fases en las que se requiera intervención de los usuarios del vehículo (nivel de conducción autónoma inferior al nivel 5).

Solicitamos la colaboración de expertos y periodistas para conseguir nuestro objetivo, que beneficiaría a toda la sociedad.

Proyecto "Somos ejemplo"

Las personas con diversidad funcional física (discapacidad física) que han logrado tener una vida incluida en la sociedad (educación, mundo laboral, participación social, etc.), pueden actuar como modelo de referencia para otras personas en riesgo de exclusión de distintos colectivos.

Se trata de mentorizar a estas personas con la finalidad de romper el paradigma extendido de que una desventaja de partida es insuperable.

Colaboraremos con entidades asociativas de estos colectivos en riesgo de exclusión para seleccionar a las personas participantes del programa y evaluaremos los resultados mediante técnicas objetivas respecto a todos los intervinientes en el programa (beneficiarios del programa, entidades implicadas, mentores, técnicos especialistas, etc.)

A título de ejemplo, presentamos un corto en el que interviene un miembro de la Junta directiva de CODIFIVA y que de forma novelada refleja el espíritu del proyecto.

Proyecto "Querer es poder"

Se pretende mejorar la accesibilidad y la usabilidad de los servicios relacionados con la movilidad urbana para las personas con dificultades de movilidad en las extremidades superiores (con problemas para apretar botones o levantar los brazos).

Ejemplos claros de situaciones que no están bien resueltas en estos momentos son:

        1. El accionamiento de los ascensores de las estaciones de metro.

        2. La cancelación de los títulos de transporte en metro y bus, asi como la apertura de los sistemas de acceso y salida en el caso del metro.

        3. La apertura de puertas de los vagones de tranvía y metro (tanto desde el interior como desde el exterior).

        4. El accionamiento de los pulsadores de los semáforos cuando funcionan a demanda (no automáticamente).

        5. La petición de la parada de desembarco en la red de metro y bus.

Todas estas situaciones podrían facilitarse utilizando tecnologías ya disponibles, posibilitando el uso de estos dispositivos de forma autónoma por parte de las personas que temporal o permanentemente tienen dificultades para accionarlos.

Las tecnologías de control de entorno basadas en aplicaciones para teléfonos móviles inteligentes, combinadas con los tipos de conectividad que presentan, hacen posible identificar a los usuarios y accionar, de forma táctil o mediante la voz, estos instrumentos.

Pretendemos hacer de puente entre las empresas gestoras de estos servicios y las entidades que potencian los desarrollos innovadores, con el fin de encontrar soluciones a estos problemas y hacer más accesible e inclusiva la sociedad.